31 oct. 2009

Alérgico al otoño...

A pesar de ser el otoño mi época favorita del año, por los colores, por la temperatura que agradeces después de 4 meses de calor, porque se encuentra cerca del fin de año (very nostalgic) y por un montón de cosas más, resulta ser también una de las épocas en las que peor lo paso. ¿El porqué? Muy simple: LA ALERGIA.


Me enteré hace un par de años que soy alérgico a los ácaros del polvo, lo que no sabía, era que también lo soy a la humedad y al moho... Cosa que descubrí el pasado miércoles después de que mi visita al alergólogo. Para aquellos que no estén familiarizados con la especialidad de la alergología, os comento que en la primera visita la prueba por excelencia es la siguiente: Te cogen el brazo y te van depositando una gota de cada uno de los principales agentes alérgicos, luego te pinchan con una especie de aguja en cada una de las gotas con tal de que entren en contacto con la sangre. 15 minutos más tarde, si te ha tocado el premio gordo, el milagro de la naturaleza se revela y tu piel empieza a enrojecer, te empieza a picar un huevo el brazo y te ves mirando a cualquier parte de la sala para no pensar en rascártelo. Imagino que no hace falta que lo explique pero la respuesta está en cada uno de los puntitos que se han hinchado y puesto rojos, los cuales señalan a qué es alérgico uno.
Pues bien, lo que no me pudo pinchar el buen doctor fueron partículas de tocapelotas, a los que seguro soy ALÉRGICO. Sí, sí, me habéis oído bien, me refiero a esos entes que aparecen por ésta época en la ciudad, sabiendo  que no son bienvenidos, y casualmente vestidos siempre con sudaderas a rayas, pantalones estilo cazador de safari y zapas pordioseras (old converse...). Te paran aunque vayas con el MP3 y cara de póker y te piden 5 minutos a los que tú como un tonto accedes. Y, después de escuchar toda la movida, "conoces la iniciativa de (Cruz Roja, Médicos sin Fronteras, Intermón...)" terminas diciendo que sí pero que se te ha olvidado la cartera en el otro traje, el que pone STEAL MY MONEY, el que te pones los domingos para ir a misa...
No estoy diciendo que me parezcan mal las iniciativas de estos grupos no gubernamentales, ni mucho menos que esté en contra, (al contrario,  en casa intentamos ayudar tanto como buenamente podemos) lo que digo es que no me parece bien la manera que tienen de buscar capital, de hacer que la gente se interese y se muestre caritativa o simplemente con ganas de ayudar al resto del planeta. Además corre el rumor que algunos de estos colectivos funcionan como una especie de mafia de la cual no puedes salir una vez dentro...pero no voy a entrar ahí porque no tengo datos suficientes.

Creo que una buena manera de atraer al público urbanita seria organizar algún tipo de festival o feria (a ser posible sin estar vinculado con el Ayuntamiento) en el cual hubiera actividades donde los asistentes participaran activamente mientras aprenden qué cosas pueden hacer para ayudar. Hay cientos de grupos musicales dispuestos a tocar gratuitamente por causas de éste tipo y seguro animarían a muchos a ir, desconectar del estrés de la ciudad y pasar unas horas muy provechosas, para ellos y para el resto de nosotros.
Ahí dejo la propuesta para que quien la lea se anime y monte algo, yo me ofrezco a colaborar en lo que sea, organizando, diseñando, ilustrando...¡todo esfuerzo es prioritario para hacer del mundo un lugar mejor!

En cuanto al tema de la alergia, espero que se pueda solucionar rápido, porque en primavera volveremos a estar igual...

Etiquetas: , , , , , , ,

1 comentarios:

Blogger Amanda Bernal ha dicho...

Like it!

26 de febrero de 2011, 4:03  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal